Mi Espacio de Salud

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Área de Psicología General Las nuevas madres sufren más trastornos obsesivo-compulsivos

Las nuevas madres sufren más trastornos obsesivo-compulsivos

E-mail Imprimir PDF

 

 

Las madres, sobre todo las primerizas, tienden a obsesionarse con todo lo relacionado con el bebé: si respira, si está el biberón y el chupete limpio, etc… Estos síntomas suelen desaparecer con el tiempo, pero si persisten puede llegar a causar un trastorno psicológico.

 

Un estudio de la Universidad norteamericana de Northwestern ha comprobado que las mujeres que dan a luz tienden a desarrollar más síntomas obsesivo-compulsivos que el resto. Concretamente, un 11% de las mujeres entre las dos semanas y las seis después del parto se enfrenta a graves síntomas en comparación con el resto. “Puede ser que cierto tipos de obsesiones y compulsiones sean adaptables y apropiadas para una nueva madre, por ejemplo, los de la limpieza y la higiene. Pero cuando interfiere con el normal funcionamiento del día a día y la atención adecuada para el bebé y el padre, se convierte en mala adaptación y patológico”, explica la principal autora del estudio, Dana Gossett, profesora jefe y asistente de Obstetricia y Ginecología en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de NOrthwestern y médico del “Northwestern Memorial Hospital”.

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) puede ser provocado por el estrés, por lo que situaciones de estrés, como el embarazo y el periodo posparto, pueden exacerbar o predisponer a las mujeres a padecerlo. Las mujeres que participaron en el estudio fueron reclutadas durante su hospitalización en el Northwestern Memorial y completaron unas pruebas de detección de la ansiedad, la depresión y el TOC dos semanas y seis meses después de volver a casa.

Los resultados arrojaron que un 50% de las mujeres informaron de una mejora en sus síntomas a los seis meses, pero en ese momento otras desarrollaron síntomas que no habían experimentado en menos de dos semanas. “Si esos síntomas se desarrollan mucho más tarde después del parto son menos propensos a ser hormonales o adaptables”, afirmó Gossett, que añadió que el riesgo para los trastornos psicológicos persiste hasta un año después del parto.

Alrededor del 70% de las mujeres que dieron positivo para el trastorno obsesivo-compulsivo también se les detectó depresión. Estos resultados, afirman los investigadores, pueden indiciar que el TOC postparto representa una enfermedad mental distinta a la depresión postparto que no está bien clasificada.

 

Comparte este artículo

Última actualización el Lunes, 18 de Marzo de 2013 20:08  

Noticias...


Patrocinadores

Nebitec Consulting
Servicios Profesionales y amplia experiencia en portales web para clínicas y gabinetes privados ¡Pida una demostración de nuestros productos sin compromiso!