Mi Espacio de Salud

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Área de Medicina Oncología Oncología Radioterapica

Oncología Radioterapica

Imprimir PDF

La Orden SCO/3142/2006 del 20/09 define la Oncología Radioterápica como "Una rama de la medicina clínica que utiliza la radiación ionizante, sola o en combinación con otras modalidades terapéuticas, para el tratamiento del cáncer y otras enfermedades no neoplásicas"

Sea cual sea la definición oficial de Oncología Radioterápica, lo cierto es que se trata de uno de los pilares del tratamiento frente al cáncer, acompañada en la mayoría de las ocasiones de cirugía, quimioterapia, hormonoterapia y/o terapias biológicas.

Está indicada en más de la mitad de los pacientes oncológicos y en numerosos procesos benignos (p.ej: pterigium). Es una especialidad fundamentalmente clínico-quirúrgica, aunque queda envuelta irremediablemente por aspectos altamente tecnológicos.

Evolución

1895: Marie Curie descubre el uso diagnóstico de los Rayos X

Finales de los años 50: Primer programa de formación para oncólogos radioterápicos

Años 70: Los servicios de Oncología Radioterápica sólo cuentan con unidades de telecobaltoterapia y ortovoltaje para radioterapia externa y fuentes de radio o cesio para braquiterapia.

Años 80 y 90: Surgen los aceleradores lineales equipados con electrones y fotones

Finales de los años 90: Surgen los colimadores multiláminas y sistemas de imagen para planificación. Desarrollo importante del software.

Actualidad: Radioterapia con intensidad modulada (IMRT), Radioterapia conformada 3D y Radioterapia guiada con imagen (IGRT)

Mecanismo de acción

Por medio de aceleradores lineales (aparatos utilizados actualmente), que generan electrones y fotones de alta energía, se llega a la célula tumoral, impidiendo su crecimiento y multiplicación (daño sobre el ADN celular). Con la Radioterapia se intenta administrar una dosis de radiación adecuada a las células tumorales produciendo el menor daño posible sobre las células sanas.

La intención del tratamiento con radioterapia puede tener 3 fines:

  • curativo: se administra de forma complementaria a la cirugía, bien antes que ésta (para disminuir el volumen del tumor) o bien después (para terminar con la enfermedad residual)
  • radical: se administra con el fin de erradicar la enfermedad
  • paliativo: se administra para aliviar los síntomas derivados de la enfermedad tumoral (metástasis óseas, cerebrales, sangrado...)

Proceso de elaboración del tratamiento con Radioterapia

  1. Evaluación del paciente en consulta, con la realización de la Historia Clínica, exploración física completa y valoración de la indicación de tratamiento.
  2. Se explica al paciente en qué consiste el tratamiento, efectos secundarios del mismo y pautas a seguir para que dichos efectos sean lo más leves posible.
  3. Si el paciente está de acuerdo, firma el Consentimiento Informado (documento legal que autoriza al médico a realizar el tratamiento propuesto).
  4. El oncólogo radioterápico realiza una simulación virtual con TAC (Tomografía Axial Computerizada), PET-TAC (Tomografía por emisión de positrones)  o RMN (Resonancia Magnética), para visualización de la anatomía y contorneo mediante un software específico, de las regiones que quiere tratar (volúmenes), así como de los órganos de riesgo (órganos cercanos a la región de tratamiento que podrían recibir radiación sin ser necesario).
  5. Se marcan unos tatuajes sobre la piel del paciente para centrar el campo de tratamiento.
  6. Se genera el llamado "colchón de vacío". El colchón de vacío consiste en una bolsa de plástico rellena de un material semi-líquido que puede moldearse durante unos minutos. Pasado este tiempo, el material queda rígido. Al colocar al paciente en la postura de tratamiento, el colchón de vacío adopta la forma deseada. La función del colchón de vacío es que el paciente adopte la misma postura en cada sesión, de modo que la radiación siempre incida en el mismo lugar y de la misma forma.
  7. Los radiofísicos realizan una serie de cálculos matemáticos sobre la simulación del punto 4, determinando, entre otros parámetros, la dirección más apropiada de los campos necesarios para el tratamiento
  8. El paciente acude al tratamiento diariamente (de Lunes a Viernes) durante 3-6 semanas, con una sesión por día. La duración de la sesión es de pocos minutos. El paciente se coloca en una camilla sobre el colchón de vacío y bajo la máquina de radioterapia.  La sesión diaria de radioterapia no es aplicada por los oncólogos radioterápicos sino por los técnicos del servicio.
  9. El paciente es citado semanalmente durante el tratamiento para que su oncólogo valore la toxicidad de la radioterapia instaurando medidas terapéuticas en caso de presentarla.
  10. Finalización del tratamiento: tras finalizar las sesiones, el servicio de Oncología Radioterápica debe realizar un seguimiento del paciente a largo plazo, valorando la respuesta al tratamiento, tolerancia y complicaciones.

Efectos secundarios de la radioterapia

Dependen de la zona que se trate, pero todas tienen en común la astenia (cansancio) y reacciones en la piel (es el primer órgano que atraviesa la radiación).

 

Este es un artículo original escrito para miespaciodesalud.es, cuya propiedad intelectual pertenece a sus autores. Si va a utilizarlo, por favor incluya una referencia con un enlace al mismo. Gracias.

Comparte este artículo

 

Noticias...


Patrocinadores

Nebitec Consulting
Servicios Profesionales y amplia experiencia en portales web para clínicas y gabinetes privados ¡Pida una demostración de nuestros productos sin compromiso!