Mi Espacio de Salud

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home

Tener antecedentes familiares con Alzheimer puede aumentar el riesgo a padecer la enfermedad

Imprimir PDF

Los familiares de personas con Alzheimer son dos veces más propensos que los que no lo tienen a desarrollar la acumulación de placas asociadas con la enfermedad. Así se desprende de un estudio elaborado por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Duke, en Durham (Estados Unidos).

Alrededor de 25 millones de personas en todo el mundo padecen la enfermedad y más del 95% tienen la patología de inicio tardío, que ocurre generalmente después de los 65 años. Esta nueva investigación ha demostrado que la enfermedad comienza años o décadas antes de que se diagnostique, con cambios en el cerebro medibles a través de una variedad de pruebas.

La historia familiar es un factor de riesgo y puede predecir la aparición de la enfermedad. Los parientes de primer grado (padre, madre o hermanos) comparten aproximadamente un 50% de sus genes con otro miembro de su familia y los estudios sugieren que pueden tener un riesgo más elevado. En el estudio han tratado de comprender si tener un familiar que padezca Alzheimer “es suficiente para desencadenar la acumulación silenciosa de placas de la enfermedad y la contracción de centros de memoria”, dijo el autor principal del estudio, P. Murali Doraiswamy, profesor de Psiquiatría y Medician en Duke.

El estudio contó con el análisis de 257 adultos, de entre 55 y 89 años, cognitivamente sanos y con diversos niveles de deterioro. Lo que encontraron fue que una variación en el gen APOE asociada con un riesgo mayor y un inicio más temprano de la enfermedad de Alzheimer fue excesiva en los participantes con un historial familiar de la enfermedad. Otras diferencias biológicas también se observaron en los pacientes con una historia familiar, lo que sugiere que los factores genéticos no identificados pueden influir en el desarrollo de la enfermedad antes de la aparición de la demencia.

Otro de los descubrimientos fue que casi la mitad de todas las personas sanas con antecedentes familiares positivos cumplieron los criterios para la enfermedad de Alzheimer, pero sólo alrededor del 20% de los que no tienen una historia familiar tendría esos criterios.

Los científicos sabían que la historia familiar aumenta el riesgo de padecer la enfermedad. Lo que han averiguado ahora es que “las personas con antecedentes positivos también pueden tener niveles más altos de la patología de Alzheimer antes, lo que podría ser una razón por la que experimentan un declive cognitivo más rápido que los de sin antecedentes familiares”, recalcó uno de los investigadores.

Doraiswamy ha incidido en la importancia de un cuestionario sobre la historia familiar para predecir los cambios cerebrales silenciosos. “Ante la falta de compresión total de todos los riesgos genéticos para la aparición tardía del Alzheimer, la información de la historia familiar puede servir como una herramienta de estratificación de riesgo para la investigación de la prevención y la personalización de la atención”, ha afirmado.

Comparte este artículo

 

Noticias...


Patrocinadores

Nebitec Consulting
Servicios Profesionales y amplia experiencia en portales web para clínicas y gabinetes privados ¡Pida una demostración de nuestros productos sin compromiso!