Mi Espacio de Salud

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home

El diagnóstico precoz del Parkinson ayuda a mejorar la calidad de vida

Imprimir PDF

En España entre 120.000 y 150.000 personas padecen la enfermedad de Parkinson y, cada año, se detectan unos 10.000 nuevos casos, según la Sociedad Española de Neurología (SEN).

El Parkinson es el segundo trastorno neurodegenarativo más frecuente, por detrás del Alzheimer y, aunque actualmente no existe un tratamiento que permita curar la enfermedad, sí se dispone de múltiples tratamientos sintomáticos, médicos y quirúrgicos, que han logrado mejorar la vida de los pacientes. “La levodopa, que se utiliza desde hace más de 40 años, sigue siendo el tratamiento más eficaz para la enfermedad. El reto actual es tratar de encontrar fórmulas para que la enfermedad se detenga o, al menos, que se ralentice mucho”, explica la dra. Rosario Luquin Piudo, Coordinadora del Grupo de Estudio de Trastornos del Movimiento de la Sociedad Española de Neurología.

Todavía está lejos de curarse la enfermedad, como afirma la doctora Luquin, pero actualmente están en marcha diversos trabajos de investigación que intentan encontrar nuevas moléculas o fármacos que permitan que la enfermedad se desarrolle lo más lentamente posible. Se ha avanzado mucho en la investigación del posible uso de las células madre, principalmente con el objetivo de remplazar las células (neuronas) perdidas por otras funcionales.>

Por otro lado, se intenta avanzar en el diagnostico precoz de la enfermedad, puesto que cuanto antes se traten los síntomas, más posibilidades habrá de controlarlos. Un paciente que padece Parkinson puede desarrollar, entre 10 y 20 años antes del comienzo de los síntomas motores, muchos trastornos no relacionados con la motricidad: depresión, problemas de memoria, estreñimiento, pérdida de olfato o trastornos del sueño. “Es necesario insistir en esos aspectos porque, muchas veces, el paciente o sus familiares no relacionan estos problemas con la enfermedad. Afectan muchísimo a la calidad de vida familiar y compartirlos con el médico es vital porque, si se diagnostican bien, se pueden solucionar”, confirma la dra. Rosario Luquin.

Aunque la enfermedad afecta principalmente a personas en edades avanzadas- aproximadamente a un 2% de los mayores de 65 años- no es raro encontrar pacientes de menos de 40 años que empiezan a manifestar síntomas de la enfermedad. De hecho, uno de cada diez casos es de inicio temprano.

El origen de la enfermedad es desconocido en un 85% de los casos. Un 10% se considera genético y el otro 5% podría tener un origen ambiental o tóxico.

 

Comparte este artículo

 

Noticias...


Patrocinadores

Nebitec Consulting
Servicios Profesionales y amplia experiencia en portales web para clínicas y gabinetes privados ¡Pida una demostración de nuestros productos sin compromiso!